La ESFOMED Escuela de Formación para Maestros de Escuela Dominical, hace parte de la propuesta educativa para promover la idoneidad en los maestros de escuela dominical, esta idoneidad está compuesta por la experiencia que se adquiere de manera individual al interactuar con los niños enseñando la palabra de Dios y con el conocimiento de teorías pedagógicas herramientas didácticas que se adquieran en este diplomado y que fundamentan dicha enseñanza.

Estimular conciencia en el maestro a ejercer un liderazgo y efectivo, generando estrategias que adopte y adapte en su quehacer a través de la ESFOMED.

La ESFOMED Escuela de Formación para Maestros de Escuela Dominical, hace parte de la propuesta educativa para promover la idoneidad en los maestros de escuela dominical de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, esta idoneidad está compuesta por la experiencia que se adquiere de manera individual al interactuar con los niños enseñando la palabra de Dios y con el conocimiento de teorías pedagógicas herramientas didácticas que se adquieran en este diplomado y que fundamentan dicha enseñanza

La ESFOMED Escuela de Formación para Maestros de Escuela Dominical, hace parte de la propuesta educativa para promover la idoneidad en los maestros de escuela dominical, esta idoneidad está compuesta por la experiencia que se adquiere de manera individual al interactuar con los niños enseñando la palabra de Dios y con el conocimiento de teorías pedagógicas herramientas didácticas que se adquieran en este diplomado y que fundamentan dicha enseñanza.

En la actualidad se requiere de maestros de Escuela Dominical comprometidos con el trabajo pedagógico y ministerial que requiere tan loable labor, Dios ha puesto en sus manos la formación espiritual de los niños y niñas que asisten a la iglesia, por lo tanto, el maestro debe procurar constantemente que su vida espiritual sea un testimonio fiel y verdadero de la obra de Dios, debe ser constante en la búsqueda espiritual, lleno de unción y sabiduría, un maestro que le guste actualizar su trabajo pedagógico constantemente, pues, se necesitan maestros que reconozcan la historia y se sitúen en tiempo y espacio en los contextos donde desarrollan su ministerio por la gracia de Dios.